Una experiencia positiva, y el perfecto trampolín para otros cursos más especializados.

Tania Cantero