Las particulares necesidades en el ámbito de la gestión de campos de golf, sobre todo en lo que respecta a resolución espacial y flexibilidad en la disponibilidad del dato en los momentos de mayor interés, en función de la climatología y las labores de manejo del campo, condicionarán la aplicabilidad de los diferentes tipos de datos de teledetección con los que podemos contar.

DATOS GRATUITOS

Dentro de los datos de satélite gratuitos y actualizados disponibles podríamos destacar los satélites Sentinel-2, gestionado por la ESA (European Space Agency), y Landsat 8, gestionado por NASA/USGS (National Aeronautics and Space Administration / United States Geological Survey).

• Sentinel-2

La combinación de la pareja de satélites gemelos Sentinel-2 A y B proporciona un periodo de revisita de tan solo 5 días, lo que lo convierte en una herramienta de gran interés para monitorizar cualquier punto del planeta con una alta repetitividad a muy bajo coste.

No obstante, siendo cierto lo anterior, la resolución de 10 m/pixel para las bandas del visible y el infrarrojo cercano limita su utilidad en el ámbito del golf, si tenemos en cuenta que las calles de los campos tienen unas decenas de metros de ancho, pudiendo llegar a ser menos de 10 metros en las zonas más estrechas.

• Landsat 8

La resolución de 30 m/pixel para las bandas multiespectrales de este satélite hace que la aplicabilidad de estas imágenes para el mundo del golf esté drásticamente limitada y no sea una alternativa interesante.

DATOS DE PAGO

La variedad de plataformas espaciales que proporcionan datos de pago es cada vez mayor, ya sea de adquisición continua o programada previa solicitud, con gran variedad de resoluciones (desde unos pocos metros hasta <1 m/px para los de muy alta resolución) y diferentes combinaciones de bandas (hasta 8 para WorldView-2 y 3).

Planet

Constelación de microsatélites con 4 bandas multiespectrales y 3.7 m/px, que serían suficientes para monitorizar el estado general del césped de un campo de golf. Como ventaja, cabría destacar que el hecho de que se trate de una constelación de más de 100 microsatélites posibilita que haya disponible una imagen nueva casi cada día. Como desventaja el compromiso contractual de compra mínima hace que sea un coste un poco alto para un único campo de golf.

• SPOT/Pleiades

Los satélites SPOT 6 y 7, con 4 bandas multiespectrales y una resolución de 6 m/px serían suficientes para una monitorización general de un campo de golf, sin embargo, el precio hace que no sea lo bastante interesante frente a opciones gratuitas como Sentinel-2.

Por su parte, los satélites Pleiades 1 A y B proporcionan imágenes de muy alta resolución con 0.5 m/px para la banda pancromática y 2 m/px para las 4 bandas multiespectrales. Al igual que para el caso anterior, el precio y el requisito de superficie mínima hacen el coste demasiado alto para un seguimiento periódico de un campo de golf.

Tanto los satélites SPOT como Pleiades permiten adquirir pares estereoscópicos de imágenes a partir de los cuales se pueden generar Modelos Digitales del Terreno (MDT) que permiten estudiar la topografía a una resolución media.

• Muy alta resolución (VHR)

En la actualidad existen multitud de satélites de muy alta resolución o VHR (Very High Resolution) con diferentes combinaciones de bandas multiespectrales (desde 4 para la mayoría de ellos hasta 8 para WorldView-2 y 3) y resoluciones espaciales (hasta 0.3 m/px para la banda pancromática y 1.2 m/px para las bandas multiespectrales de WorldView-3).

Esa elevada resolución espacial junto con periodos teóricos de revisita de 2 o 3 días harían estas imágenes muy interesantes para un análisis detallado del campo. Sin embargo, en la práctica, el requerimiento de superficie mínima para las imágenes de adquisición programada, que puede ser de hasta 100 km2, hacen que sea un coste demasiado alto para repercutirlo a un único campo de golf.

Al igual que en el caso anterior, la combinación de pares estéreo de imágenes de muy alta resolución permitiría extraer la topografía del terreno, pero con una precisión en general insuficiente para las necesidades del ámbito del golf.

DRONES

La gran flexibilidad de operación y la alta resolución de imagen que proporcionan, hace de los drones la herramienta idónea, tanto para la monitorización periódica del estado del césped de un campo de golf mediante el uso de cámaras multiespectrales, como para trabajos de topografía general del campo o de detalle de la zona de juego a partir de imágenes de cámaras RGB.

Además, la incorporación de cámaras térmicas permitiría incluso analizar posibles situaciones de estrés del césped o problemas con el sistema de riego que generen situaciones de falta o exceso de agua.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Formación de calidad impartida por profesionales